domingo, 13 de enero de 2013

Mi guerra contra el acné Vol.1: Principios básicos.

Cuando una ha pasado de largo la adolescencia sin siquiera una marca en la cara, piensa que ganó la guerra contra el acné. En mi caso, no ha sido más que una batalla.

A mis 26 años y desde hace ya casi 2, estoy en pleno proceso de lucha contra los granitos. He probado infinidad de jabones, lociones y aceites y nada ha sido realmente eficaz de forma definitiva. Así que, en un intento desesperado por evitar la visita al dermatólogo, he iniciado una búsqueda a través de internet para informarme mejor de las causas, los posibles tratamientos, los mitos... Para entender un poco más el problema y ver si soy capaz de tratarlo de forma eficaz. Evidentemente, si el problema empeora, será hora de visitar al médico.

La información que os proporciono no es más que mi conclusión a todos los artículos, webs y blogs que he visitado. Es una especie de recopilación de todos ellos que incluye la mayor parte de puntos que tienen en común. Así que no pretendo dar lecciones a nadie, ni creo saber más que much@s, simplemente espero que os sirva como una guía muy básica y muy general sobre el acné.



Si queréis ampliar esta información, hay infinidad de sitios web en internet pero os recomiendo muy especialmente (si se os da bien el inglés) visitar Acne.org. Esta web, además de proporcionar un montón de información, dispone de su propio tratamiento, ofrece alternativas y un foro/comunidad donde exponer dudas y experiencias.



¿Qué es el acné?



El acné es una enfermedad inflamatoria de la piel causada por una excesiva producción de sebo en los poros de la piel (que no tiene por qué ir ligado a una piel grasa, aunque es lo más habitual). Esta sobreproducción, junto con un exceso de células muertas en la piel, a menudo bloquea los poros y el sebo, que normalmente drena hacia la superficie de la piel, queda bloqueado haciendo que las bacterias causantes del acné produzcan una infección que se manifiesta en forma de bultitos enrojecidos, con o sin cabeza blanca, y puntos negros.


Fotografía por BeverlyLR, extraída de stock.xchng



Causas y mitos.


No se tienen demasiado claras las causas por las cuales el acné se produce en unas personas y otras no, ni las causas reales por las que se dan las situaciones para que el acné prolifere pero se sabe que es hereditario en la mayoría de los casos.


La causa principal es un cambio en la actividad hormonal que se ocasiona por diferentes factores como el estrés o las irregularidades propias de la pubertad, entre otros, y que puede causar hiperactividad en las glándulas sebáceas y acumulación de células muertas en la superfície de la piel.


Fotografía por donkeyrock, extraída de stock.xchng

Existe la creencia popular de que algunos factores influyen en el desarrollo de esta enfermedad cutánea o que ayudan a "curarla":

  • El acné no se cura. Existen diversos tratamientos que contribuyen a mejorarlo y hacer desaparecer sus efectos pero siempre y cuando las condiciones no cambien (el acné puede ser algo pasajero, debido a unas circunstancias concretas) el acné no desaparecerá.
  • Una limpieza deficiente no produce acné, ni una limpieza excesiva termina con él. Si bien es cierto que una adecuada higiene contribuye a mejorarlo.
  • Comer chocolate y otros alimentos con alto contenido graso no causa acné. Aunque en algunos casos sí hay cierta relación, no es lo suficientemente significativa como para considerarlo una causa directa.
  • Exfoliar la piel no contribuye especialmente a mejorarlo. De hecho, cualquier exfoliante abrasivo (con partículas) puede causar irritación en la piel. El acné implica irritación y no queremos empeorarla.
  • El sol no cura el acné. En cierta medida puede ser beneficioso pero broncearnos no termina con los granos, sólo disimula la rojez.
  • El uso de cosméticos no tiene por qué causar acné. Eso sí, si tenemos granitos, hay que tener cuidado y optar por productos no comedogénicos y sin aceites.


De todos modos, si notamos una clara relación entre algunos factores (como el uso de ciertos cosméticos, medicamentos o el consumo de algunos alimentos) con la aparición de acné, es recomendable suprimirlos y observar qué pasa.



¿Qué hacer y qué no hacer?



Además de los tratamientos que os comentaré en otra entrada, existen una serie de acciones que debemos evitar o adoptar para mejorarlo. Se resumen en mantener la piel bien cuidada y limpia y cualquier foco de bacterias alejado de ella. Para ser más específica, estas son algunas de las cosas que debemos hacer o evitar, en cada caso:


  • Mantener una rutina de cuidado facial adecuada, desmaquillándonos siempre antes de acostarnos, lavando la cara suavemente dos veces al día e hidratándola adecuadamente.
  • Usaremos protección solar adecuada (en general, se recomienda como mínimo SPF15). Esto es aplicable a absolutamente todas las pieles pero es especialmente importante si optamos por ciertos tratamientos que pueden dar lugar a reacciones si nos exponemos al sol.
  • Mantendremos el pelo retirado de la cara, en especial si es graso, así como cualquier otra cosa que pueda rozar la cara como sombreros y gorras.
  • Nos aseguraremos de que los productos que apliquemos (ya sean cremas, lociones o maquillaje) sean no comedogénicos (para aprender un poco más sobre la comedogenia y algunas sustancias comedogénicas os recomiento leer esta entrada de Julia Phoenix)
  • Usaremos una toalla exclusivamente para el rostro, cambiándola con frecuencia para evitar que proliferen las bacterias. Además, la usaremos de forma suave, presionando levemente y nunca frotando la cara pasa secarla. También cambiaremos la funda de la almohada con bastante frecuencia.
  • Nos aseguraremos de tener las manos perfectamente limpias a la hora de aplicar los tratamientos, las cremas y el maquillaje. Es recomendable el uso de geles antibacterias para higienizar las manos. Además, es recomendable evitar tocar la cara durante el día.
  • En la medida de lo posible, no usaremos esponjas para aplicar maquillaje. El uso de brochas tampoco es recomendable porque, además de acumular bacterias (esto se soluciona lavando y desinfectando las brochas antes de cada uso) pueden causar cierta irritación por el roce con la piel.
  • Evitaremos limpiadores que produzcan sequedad (elegiremos productos respetuosos con la piel) así como exceso de aceites en los demás productos (es mejor si optamos por fórmulas oil-free) ya que el problema lo causa un exceso de sebo, no queremos agregar aún más. 
  • Es muy importante no tocar, rascar, frotar, apretar ni manipular de ningún modo los granitos ya que esto produce una irritación extra que sólo contribuye a empeorar el problema. 
  • Si utilizamos geles de fijación, lacas u otros productos en el pelo, procuraremos que éstos no entren en contacto con el rostro.


Objetivos y conclusiones


En resumen, antes de lanzarnos a probar tratamientos más específicos y que pueden llegar a ser algo agresivos, lo que haremos será mantener la piel limpia, siendo muy suaves tanto en los productos como en los procedimientos. Es muy importante ser constante y relativamente estrict@s en lo que a higiene se refiere pero sin obsesionarnos en exceso (ya se sabe que absolutamente todo, si nos pasamos, deja de ser beneficioso). Sólo con estas recomendaciones básicas se pueden erradicar ciertos problemas leves de acné, así que, si vuestro problema no es muy grave y no estáis tomando las medidas más adecuadas, probadlo y ved qué es lo que pasa.


Fotografñia por bschwehn, extraída de stock.xcng


Además, trataremos de prestar cierta atención a los ingredientes que incluyen los productos que vayamos a utilizar. Pero de esto os hablaré en la próxima entrada, os comentaré que ingredientes pueden ser de ayuda y cuáles debemos evitar para adecuar nuestra rutina.


¿Y vosotras?

¿Lleváis una rutina adecuada?
¿Qué otras cosas hacéis para tratar de evitar el acné?

Gracias por leerme.


20 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me alegro! La verdad es que lo he hecho con muchas ganas, intentando que no se me escapasen demasiadas cosas y es genial que os guste.

      Muchas gracias por pasar y dejar tu comentario :)

      Eliminar
  2. La verdad es que yo estoy en la misma situacion que tu!, es verdad, que con 22 años que tengo, ya no me salen tantos como cuando tenía 18, pero aun salen, y los odio!

    Muy completo el post!
    Un besito guapa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo visto es un probema muy común de la sociedad moderna, por eso me animé a hacer un poco de recopilación, ya que estaba informándome para mi, lo comparto y así os puede ser de ayuda, en vez de ir indagando por mil webs.

      Muchas gracias por pasarte y comentar :D

      Eliminar
  3. Hola

    Me ha encantado tu post. A mi me pasó como a ti, en la adolescencia no tuve ni un solo grano, pero fue entrar en la veintena y... ahora más o menos, lo voy controlando, en los periodos de hormonas revueltas me salen granitos, pero la piel grasa me acompaña de por vida...

    BSOTS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que yo no puedo quejarme de mi piel, quitando la zona de la barbilla que es donde tengo todo el acné y, hasta ahora, un montón de grasa, el resto está bastante bien.

      Es una lata, la verdad, a mi me resulta muy molesto porque tengo muchos granitos chiquitines y 4 o 5 más grandotes siempre, y bastante rojos...

      Muchas gracias por comentar, me alegra que te haya gustado :D

      Eliminar
  4. Muy buena entrada!
    Yo estoy atacada por el tema del acné, así que además de la limpieza diaria, de vez en cuando hago vahos, que siempre ayuda a abrir el poro y a acelerar el proceso de "secado".
    Por cierto, además del chocolate y los alimentos grasos, las especias y picantes son "mortales" para los granos, así que tampoco conviene abusar mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que yo he podido leer, el tema comida es complicado y depende muchísimo de cada persona. Yo, personalmente, no noto diferencia entre consumir unos alimentos u otros, así que creo que en mi caso no influye en nada.

      Estate atenta, que vendrán más entradas sobre el tema.

      Muchas gracias, me hace mucha ilusión que te pases, comentes y, además, te guste :D

      Eliminar
  5. Un post muy completo me ha gustado un montón, sobre todo la parte de los mitos esta muy bien.
    De acné tengo la suerte de no sufrir mucho, solo cuando tengo el periodo como se dice finamente jeje), así que no sigo ningún tipo de rutina facial.
    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las hay con suerte...jajajajaja

      Muchas gracias por pasarte, preciosa!

      Eliminar
  6. Una gran entrada para un gran problema.
    Mi primer brote apareció a los 16 y conseguí controlarlo casi dos años después. Tras muchos experimentos, unos caros y otros baratos. Tras mucha constancia con los tratamientos logré erradicarlo. Pasé por las manos de una dermatologa que me recetó un producto exfoliante tan agresivo que de haberle hecho caso me habría quemado la cara, aún no sabiendo tanto como ahora me di cuenta de que eso no podía ser bueno, y menos mal.
    Ahora me doy cuenta de que no tengo fotos de esos años.
    Todos me decían que cuando tuviera 20 me olvidaría... ja ja, a los 20 me olvidé pero ahora con 37 me veo peleando con el acné a la vez que con las arrugas.
    Ahora tenemos a mano mas información, mas facilidad para conseguir productos, y mas gente como tu. Ojala hubiera tenido esta posibilidad en aquellos años.
    Gracias guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me acabas de emocionar! Muchísimas gracias por tu comentario, de verdad.

      Es una suerte tener mucha más información a día de hoy y mucha más variedad de productos, aunque hay que ir con cuidado e informarte bien. Por desgracia, el acné adulto es cada vez más frecuente pero, por suerte, las marcas se están poniendo las pilas en este tema y ahora ya encuentras algunos productos que tratan tanto acné como signos de la edad.

      Ánimo en tu guerra, guapa :*

      Eliminar
  7. Pedazo de post, y muy bien elegidas las fotos :P

    Me ha gustado muchísimo, yo la verdad es que nunca he tenido acné, y cruzo los dedos porque no me pase lo que te pasó a tí...
    Pero mi novio si tiene sobre todo por culpa del estrés, así que me vienen de lujo algunos consejillos para que no le vaya a más :)

    Espero que con el tiempo mejore, aunque tu siempre estás guapa :) jijiiji
    un besoteee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las hay con suerte, Lau! Yo también cruzaré los deditos por ti, hasta los de los pies!

      Un besazo enorme, tú si que eres guapa guapa guapa!!!

      Eliminar
  8. Guapetona espero que mi experiencia te ayude. Yo tampoco he tenido demasiados problemas en la piel, como el acné durante mi pubertad. Y hace unos 3 años que me empezaron a salir granitos y no sabía cual era el motivo.
    Llevé más a rajatabla mi rutina facial, la higiene y todo lo que pudiera hacer que me salieran granitos, mejorando pero no desapareciendo.
    En una revisión rutinaria al ginecólogo se lo comenté y me dijo que eso era un síntoma (entre muchos otros) de los ovarios poliquísiticos.
    Después de algunas pruebas pudieron ver que mis granitos eran por causas hormonales y que se podía solucionar con terapia hormonal.
    Con todo esto quiero decirte que no te de miedo ir al médico y miren la causa de tus granitos, muchas veces se puede solucionar más fácilmente de lo que pensamos.
    Bss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu aportación!

      Había leído ya lo de los ovarios poliquísiticos y es algo que pensaba comentar en futuras entradas sobre el tema. Ahora estoy usando un producto que parece que funciona, pero es la ultimísima oportunidad que me doy. Si con esto no lo controlo, al médico (es que los odio, de verdad! xD)

      Me alegro de que tú encontraras la solución :)

      Eliminar
  9. Yo tengo acné desde la adolescencia, y lo probé todo! Hace un par de años mi cuñada,que es esteticista, me recomendó esta crema http://www.naturabisse.es/es/producto/lnea-equilibrante/producto/stabilizing-gel-cream/
    y la verdad es que ya no uso otra, regula la piel, la matifica y cada vez tengo menos granitos jijijiji -eso sí, como bien dices, la higiene es fundamental ;) un besote guapa, me encanta tu blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes la ilusión que me ha hecho tu comentario!

      Me apunto la cremita, aunque creo que en breve voy a tirar de dermatólogo porque ya no puedo más...son dos años casi y no hay forma de mantenerlo a raya :(

      Un besazo, pisiosa mía

      Eliminar
  10. nice blog. follow you

    www.beautyandfashion-makeup.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Yo sufro acné desde hace unos 10 años, y te aseguro que ninguna crema te lo va a "curar", el acné es una enfermedad como cualquier otra y tiene origen en un mal funcionamiento o irregularidad de nuestro cuerpo. Mi acné es hormonal, y tras pasar por 4 dermatologos diferéntes, 2 veces por Dercutane y mil cremas y antibioticos te aconsejo leer mi "solución" :
    http://misssapopoo.blogspot.com.es/2013/01/acne-hormonal-tiene-solucion.html
    Desde que sigo estos consejos alimenticios mi piel es otra! y yo que tenía un acné grave... Ojala te funcione como a mi! Un saludo!

    Pd; la crema de Nature Bissè esta muy bien, he usado muchos de sus productos, pero hay opciones más baratas y mejores.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar :)